La ya conocida por todos Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) destaca en su artículo 27 todos aquellos motivos o causas para el desahucio de un inquilino al que le tengamos alquilada una vivienda. En este artículo quedan reflejados cuáles son aquellos supuestos por los cuales el dueño de una casa puede desahuciar a un inquilino que no cumple con lo pactado, como por ejemplo un desahucio por precario.

El artículo 27.1 LAU indica que si cualquiera de las partes incumple sus obligaciones, la otra parte podrá elegir una de las siguientes dos opciones:

  • Solicitar al inquilino que cumpla con lo que ha sido acordado y ha dejado de cumplir
  • Dar por finalizado el contrato de arrendamiento

Destacar que, en ambos casos, el afectado podrá solicitar una indemnización por los daños que le hayan sido ocasionados, tal y como se indica en el artículo 1124 del Código Civil.

Principales causas para el desahucio de un inquilino

Conozcamos ahora cuáles son las causas para el desahucio de un inquilino, es decir, cuando el propietario de la vivienda podrá solicitar la finalización del contrato de alquiler:

  • Impago de las rentas o mensualidades (incluso si es solamente un mes)
  • Impago de cualquier otra cantidad que se haya pactado que deba ir a cargo del inquilino o que por ley se establezca que es responsabilidad del arrendatario (impago de suministros, impago del IBI, etc.)
  • Realizar obras sin consentimiento o autorización del propietario de la casa
  • Ocasionar daños al inmueble de manera voluntaria y dolosa con el objetivo de hacer daño
  • Llevar a cabo actividades ilegales, molestas, nocivas, peligrosas o insalubres
  • Si la vivienda no es el hogar principal del inquilino y no reside en la misma de forma permanente
  • Ceder o subarrendar la vivienda sin que exista consentimiento o autorización del dueño de la vivienda
  • En aquellos casos en los que el inquilino no disponga de contrato de alquiler ni otro documento que le autorice a poder habitarla
  • Si el contrato de alquiler ha finalizado y el inquilino no abandona la casa en la fecha establecida

En todos estos supuestos, el arrendador podrá solicitar el desahucio del inquilino al incumplir con aquello que se ha pactado o aquello que establece la legislación vigente.

A todo ello hay que indicar que si el motivo de desahucio es por el impago de la renta o cualquier otra factura de la que sea responsable el inquilino, el propietario de la casa también podrá interponer conjuntamente a la demanda de desahucio la reclamación correspondiente para recuperar el dinero que se le adeuda.

Ante la necesidad de contratar un despacho de abogados especializados en desahucios no debe descartar contratar los servicios de los abogados de Desahucios Exprés, en Madrid, donde trataremos a nuestros clientes de manera totalmente personalizada.

Ahora que conoce cuáles son las principales causas para el desahucio de un inquilino no se quede de brazos cruzados y deje pasar más tiempo. En nuestro despacho de abogados podremos gestionar y tramitar todo el procedimiento de desahucio express de okupas para que su casa quede desaloja cuanto antes. ¡Somos los abogados que necesita!

Call Now Button ¡Llamar ahora!