Los propietarios e inquilinos tienen que cumplir con un conjunto de reglas y regulaciones y cada uno tiene obligaciones mutuas. Cuando el desalojo de inquilinos en Sevilla se convierte en una necesidad, el propietario debe observar las reglas para una demanda por desahucio sin ilegalidad ninguna por los problemas que ello acarrea.

Los expertos de nuestro bufete de abogados pueden ayudarlo a iniciar los procedimientos legales si es un propietario Sevillano que trata con un inquilino que es un mal pagador.

Si tienes un mal pagador como inquilino, dejar que los meses sigan pasando acarrea más problemas que soluciones

Período de arrendamiento y los derechos del inquilino y del propietario en Sevilla

Las leyes Españolas proporcionan un grado conveniente de protección al inquilino; sin embargo, los individuos pueden ser desalojados de una propiedad en España si no pagan el alquiler, hacen un uso precario de la vivienda, incumplen el contrato y otras premisas.

Aunque España protege a los inquilinos, cuando se trata de un mal pagador, pueden ser desalojados por incumplimiento del contrato.

La duración del contrato, así como los términos del contrato de arrendamiento (incluido el valor del alquiler), son mutuamente acordados por las dos partes. El arrendador puede solicitar un pago de depósito; sin embargo, este monto no debe exceder los tres meses de renta.

Nuestros abogados pueden ayudarlo a redactar un contrato de arrendamiento si lo desea y a aceptar términos que sean favorables para ambas partes.

Motivos de desalojo en Sevilla

En general, el propietario no puede decidir unilateralmente desalojarlo. Sin embargo, este último debe observar la duración del contrato y, si el acuerdo se renueva ahora, cumplir con su derecho de vaciar la vivienda y recuperarla sin más que un aviso por carta o email.

El arrendador puede decidir finalizar el contrato de arrendamiento en cualquier momento durante su validez, sin embargo, debe enviar un aviso por escrito un mes antes del desalojo y debe pagar una compensación al inquilino anterior, según lo acordado (si así es), en la forma de uno a tres meses del ‘valor del alquiler, dependiendo de cuándo tenga lugar el desalojo.

El arrendador puede decidir finalizar el contrato de arrendamiento en cualquier momento durante la validez enviando un aviso por escrito un mes antes del desalojo pagando una compensación .

El desalojo por falta de pago del alquiler es posible en Sevilla, sin embargo, los propietarios deben ser conscientes de que esto puede convertirse en un proceso más largo cuando los tribunales lo manejan. Uno de nuestros abogados en Sevilla y Dos Hermanas puede ayudarlo con representación legal si elige emprender acciones legales contra un inquilino. La duración del juicio de desalojo puede durar aproximadamente de dos a 5 meses y puede tomar hasta un año para que se ejecute la decisión judicial.

El desalojo por impago es posible, pero los propietarios deben comprender que puede convertirse en un proceso más largo cuando son los tribunales quienes lo manejan.

Puede ponerse en contacto con nuestros abogados para obtener información completa sobre las leyes que rigen la tenencia en el país y sus derechos como propietario o inquilino.

Call Now Button ¡Llamar ahora!