Cuando hablamos del desahucio por precario no nos referimos a ninguna ley en particular sino a una jurisprudencia que es desconocida para mucha gente.

Cuando nos referimos a la palabra precario podemos asegurar que se trata del uso sin autorización de cualquier bien material ajeno a uno mismo y que no le corresponde.

Por lo tanto cuando hablamos de un desalojo express o de un desahucio por uso precario de una vivienda nos referimos a que está viviendo alguien que no es el legítimo propietario del inmueble bien sea con sentido o sin con sentido explícito por parte del legítimo propietario.

Una de las situaciones más típicas de arrendamiento por precario es cuando un familiar nos permite el acceso a la vivienda de hijos o nietos por ejemplo.

También se tratara de un arrendamiento o alquiler en uso precario de una vivienda cuando la persona que la culpa es extraño al dueño y vive sin hacer ningún tipo de pago ni contrato o que el mismo haya perdido su vigencia debido a la finalización del contrato o su incumplimiento. Es este caso es posible iniciar el desahucio o desalojo de la vivienda.

Podemos decir que se puede llevar a cabo un desalojo por uso precario de una vivienda generalmente cuando se trata de un alquiler gratis sin contraprestación alguna por el uso de la vivienda o inmueble.

Requisitos que han de cumplirse para poder iniciar un desahucio de este tipo

Debes de ser el real propietario el que realice el inicio del trámite o demanda por este tipo de uso

Se debe tener posesión material del título o escrituras de la vivienda

Simplemente cumpliendo estos requisitos podrás iniciar los trámites judiciales para recuperar la vivienda. El juicio verbal te desahucio no tiene carácter sumarial del que gozaba en la ley de enjuiciamiento verbal de 1881 en el sentido más técnico. No obstante es la jurisprudencia la que ha producido que el hecho del uso por precario se ha contemplado asimismo tanto en viviendas particulares como en fincas rústicas cuando el propietario decide ejecutar una demanda sobre el inquilino.

Este tipo de uso precario se puede dar entre herederos y familiares cercanos especialmente en las crisis matrimoniales. En los casos de divorcios es muy común que el propietario de la vivienda sea diferente de el que hace uso de ella. sin embargo existen unos límites que estipula la ley y cuando el hijo deja de ser el motivo por el que esta persona puede hacer uso de una vivienda que no es de su propiedad debe abandonar la para no incurrir en un caso de uso precario de la vivienda tras el divorcio.

Pásate las herencias al no poseer muchas veces unos títulos que dejé en claro la posesión generalmente se establecerá como precarista mientras se ejecutan las debidas sentencias de herencia después de la partición y se celebren los juicios previos correspondientes.

 

Para cualquier duda que pueda surgir acerca de los desahucios por precario en Madrid o cualquier otra localidad de España déjanos tu comentario desde el formulario de contacto o llámanos que estamos encantados en aclarar cualquier duda.

Call Now Button ¡Llamar ahora!