Muchas veces, la idea de poner en alquiler una propiedad, ya sea vivienda o local, para obtener un beneficio, por ende, hoy vamos a explicar qué es un desahucio por incumplimiento del contrato.

¿Quién puede realizar la reclamación?

La reclamación por incumplimiento del contrato es tanto para el arrendador de vivienda o local como para el inquilino o arrendatario. En el caso de realizar la reclamación el propietario, este podría optar al desahucio por incumplimiento del contrato.

Todo tipo de contratos generan un vínculo, y en este concretamente, genera obligaciones tanto para el arrendatario como para el arrendador. todo esto viene a decir que genera obligaciones recíprocas.

Una de las principales obligaciones del inquilino es el pago de las rentas de forma puntual. Y por parte del arrendador es ceder la posesión de la propiedad al inquilino, así como mantenerla en condiciones de habitualidad. Aunque hay muchas otras obligaciones, la reclamación de las rentas debidas es la que más reclamaciones genera.

Con todo esto, quiero decir que cualquiera de las partes del contrato podrá incurrir en un incumplimiento del contrato. Es decir, tanto el arrendador como en arrendatario puede verse en la necesidad de realizar una reclamación a la otra parte por incumplimiento.

Echar a un inquilino por incumplimiento de contrato, ¿Se puede?

La respuesta rápida seria si, se puede echar a un inquilino por incumplimiento de contrato. Para darse este caso deben de suceder una serie de cosas que vamos a comentar a continuación:

  • La más importante, que el inquilino deje de pagar el alquiler.
  • Cuando se hace un uso indebido de la vivienda.
  • Sí se está dañando la propiedad.
  • Tener una conducta poco civilizada ante los demás propietarios.
  • Emplear la vivienda para negocios ilegales.
  • Cuando se incumple cualquiera de las clausuras del contrato de arrendamiento.

Estos son los motivos principales por lo que se podría llegar a echar a un inquilino. También están las causas de necesitar para nosotros la propiedad y, por tanto, se debería de marchar.

Una vez empieza el proceso, el curso natural es que dicha persona se marche, se haga cierto papeleo, se disponga de fianza o no y ya está. Pero, en algunos casos, estas cosas no suelen ser tan sencillas.

Cuando no se quiere marchar, es entonces cuando debemos de contactar con un abogado para que empiece un trámite de desahucio. En nuestro departamento jurídico estamos acostumbrados a este tipo de tratos, por lo que garantizamos que esta documentación estará cuanto antes preparada y enviada.

No debemos de perder tiempo, ya que cuanto más tiempo pase, más difícil será de hacer que dicha persona salga. También, nos pondremos en contacto para llegar a un acuerdo, si es posible, para que todo salga bien.

Desalojar inquilino antes de finalizar contrato, ¿Se puede? ¿En qué casos?

Se puede desalojar antes de tiempo, pero se deben de cumplir ciertos requisitos para esto. Para empezar, si tenemos la idea de no renovar el contrato, se debe de notificar con un plazo de 30 días, no se debe de dar explicaciones y ahí se acabaría el trato.

Pero, ¿qué pasa si un inquilino no cumple el contrato? Es en estos casos cuando debemos ponernos en manos de expertos para dejarnos asesorar lo mejor posible.

Los principales motivos son:

  • Hacer un uso indebido de la propiedad.
  • Dañar el piso o la casa.
  • Usar la vivienda como negocio.
  • Por impago del alquiler mensual.
  • Por incumpliendo de cualquier clausura del documento firmado.

Para todos estos puntos, se puede rescindir el contrato vigente y por supuesto, echar a la persona. Por lo general, ambas partes deben de estar de acuerdo, se fija si falta algo por pagar y cada uno seguiría con su vida.

Pero hay ocasiones que debemos echar inquilino que no paga o que nos ha perjudicado de alguna manera. Es en esos momentos cuando debes ponerte en contacto con nosotros. No se debe de hostigar a la otra persona ni tampoco utilizar la fuerza, ya que eso solo ralentizaría todo el proceso.

Nuestros expertos se pondrán manos a la obra para poder desalojar cuanto antes la propiedad y así recuperar tu hogar. No se les debe cortar la luz ni tampoco los suministros, puesto que están amparados y podría recurrir en un delito.

Son temas muy delicados y, lo óptimo es que no lleguen a suceder. Pero cuando sucedan, debemos tener la mente fría y en calma, siempre siendo asesorados por aquellos que manejan mucho mejor el tema.

Por tanto, si has tenido algún tipo de problema con un inquilino que no quiere marcharse, nosotros nos ocupamos de todo. Desde hablar con él para llegar a alguna clase de acuerdo, como de tramitar el desalojo lo más rápido posible.

 

Normas generales relativas a incumplimientos

Si, por alguna razón, cualquiera de las dos partes del contrato, incumple lo acordado en el contrato, podrá la otra parte optar por lo siguiente:

  • La exigencia de que se cumpla la obligación no cumplida.
  • Solicitar la finalización del contrato.

¿Qué quiere decir todo esto? Pues que en caso de que, si alguna parte no cumple una parte del contrato, la otra parte podrá exigir que se cumpla la obligación incumplida, o, solicitar la finalización del contrato. Además, también podrá realizar una reclamación de los daños sufridos e intereses. Recordemos que en caso de realizarlo el propietario, este podría optar al desahucio por incumplimiento del contrato.

¿Cuáles son los procedimiento legales?

Si por alguna razón se viese cualquiera de las partes a iniciar un procedimiento judicial, habrá que acudir a los siguientes:

  • Resolución del contrato de arrendamiento: Mediante el juicio verbal se pedirá la resolución del contrato, así como el desalojo forzoso del inquilino.
  • Reclamaciones económicas: ya sean reclamaciones de rentas de alquiler o de otras cantidades asimilados (suministros, impuestos…) se podrán reclamar a través del llamado procedimiento monitorio.
  • Resto de reclamaciones: si se necesita cualquier otro tipo de reclamación que deba operar para exigir el cumplimiento de la obligación, se realizará mediante el procedimiento ordinario.
  • Resolución del contrato por incumplimiento del inquilino

¿Qué motivos existen para que el arrendador solicite la resolución?

Existen motivos para que el arrendador pueda solicitar la resolución o finalización del contrato, y estos pueden ser:

  • Impago de rentas o cantidades en las cuales se hubiese comprometido el inquilino por contrato o que correspondan por ley.
  • Impago de fianzas
  • Subarriendos inconsentidos así como cesión inconsetida del arrendamiento.
  • Daños causados en la finca o de obras no permitidas por el arrendador. s siempre y cuando el consentimiento del mismo sea necesario.
  • Cuando en la vivienda se realicen actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.
  • Cuando la vivienda ha dejado de estar destinada de forma primordial, a satisfaces la necesidad permanente de vivienda del arrendatario o de persona o personas que la ocupan.
  • Incumplimiento del arrendador.

En muchos casos, cuando se cumple alguno de los motivos, el propietario solicitaría un desahucio por incumplimiento del contrato

¿Existen motivos para que el inquilino solicite la finalización del contrato?

No obstante, al inquilino también se le permite solicitar la finalización del contrato de arrendamiento.  La finalización del contrato se realizaría en los siguientes casos:

  • Falta de realización por parte del arrendador las reparaciones en las que está obligado.
  • Realizar actividades por parte del arrendador que lleguen a perturbar al inquilino en su uso de la vivienda.

Espero que esta entrada haya resuelto algunas de sus dudas.

Por último, me gustaría recordar que en caso de que busquen a un abogado para realizar la demanda del desahucio, nosotros somos expertos en desahucios express. Estaremos encantados de poder ayudarle sea cual sea el motivo.

Solicita más información ahora

9 + 2 =