Siempre se ha recomendado que los suministros corran a cargo de los inquilinos que alquilan una vivienda para evitar que puedan eludir hacerse cargo de estos recibos. Pero ¿qué hacer si un inquilino no paga los suministros que están a nuestro cargo? ¿Qué hacer si hace caso omiso a su responsabilidad de hacer frente a dichos pagos?

Cuando se alquila una vivienda, los impagos pueden darse en cualquier momento, y ello no sólo sucede cuando hablamos de la renta, sino que también se puede producir cuando hablamos de suministros como la luz, el agua o el gas. Acordar que las facturas de los suministros lleguen a nombre del propietario de la vivienda en lugar de que lleguen a nombre del inquilino puede acarrear muchos problemas a futuro incluso llegar a plantearse un desahucio.

Cortar los suministros, ¿sí o no?

Es lógico que cuando un inquilino no abona las facturas correspondientes de los suministros el arrendatario sienta gran tentación de cortar la luz, el agua o cualquier otro suministro que no haya sido abonado por el inquilino de la vivienda, especialmente si éste no entra en razones y no se aviene a llegar a un acuerdo que solucione la situación.

Desgraciadamente, en este sentido la legislación es realmente clara al respecto: el arrendatario debe hacerse cargo del pago de dichos recibos o facturas. Es decir, que el propietario deberá responder como propietario de la vivienda y responsable de dichos recibos al estar a su nombre. Aunque lo ideal es evitar tener que llegar a esta situación, en caso de que el inquilino no desee poner solución al respecto es importante ponerse en marcha para actuar lo más rápidamente posible.

Recuerda que cortar los suministros o no pagarlos estará provocando que incurras en un delito de coacciones, lo que provocará que el inquilino pueda llegar a denunciarte por ello. Solamente podrás dejar de pagar si no abonas los suministros por falta de ingresos y puedes demostrar que realmente no puedes pagar. Es decir, si puedes demostrar que el corte de los suministros no ha sido un método de coacción.

Lo ideal para no tener problemas es dejar bien atado todo tanto en el contrato de alquiler, donde quede reflejado que será el inquilino quien se deba hacer cargo de los suministros, debiendo cambiar la titularidad para que no tengas que perder dinero por el consumo que realice el arrendatario.

Procedimiento para iniciar el desahucio de okupasEl procedimiento que siempre se ha empleado para poder desalojar a…

Publicada por Desahucios Expres en Lunes, 18 de noviembre de 2019

¿Qué hacer si un inquilino no paga los suministros de agua, luz, gas, etc…?

Si un inquilino no paga puntualmente o como norma los suministros lo ideal es intentar llegar a un acuerdo con el inquilino de forma amistosa, proponiéndole que se cambien los recibos a su nombre y que abone las facturas que adeuda para ponerse al día con los pagos.

Si resulta imposible llegar a un acuerdo entonces no tendrás más remedio que contratar unos abogados especialistas en el procedimiento de desahucio express. Al perder la confianza en el inquilino y no lograr llegar a un acuerdo tan solo queda el camino del desahucio.

Cuando resulta imposible poder llegar a un acuerdo extrajudicial, tan solo queda la vía judicial a interponer una demanda de desahucio para que el inquilino abandone la vivienda y deje de seguir creándote gastos y más gastos que posteriormente no abona.

En Desahucios Exprés Abogados estaremos encantados de ayudarte a tramitar y gestionar tu caso tanto a nivel extrajudicial como judicial para velar en todo momento por los intereses de nuestros clientes.

No lo dudes y consulta con nosotros para encontrar a tu abogado para desahucio express en Madrid y no seguir acumulando deudas.

Call Now Button ¡Llamar ahora!