Antes de responder sobre las preguntas habituales de cuánto tiempo se necesita y lo que cuesta desalojar a alguien, echemos un vistazo a una descripción general de alto nivel de cómo funciona el proceso de desalojo. Después de firmar un contrato de arrendamiento, surge un problema. Quizás no se paga el alquiler, se viola el contrato de arrendamiento o su inquilino infringe la ley.

Idealmente, usted y su inquilino intentan resolver el problema antes de enviar un aviso de desalojo, después de lo cual se le exige que espere un cierto tiempo para que el inquilino resuelva el problema. Este período de espera difiere enormemente entre los diferentes casos, pero deben de estar ya en comunicación con algún profesional del ámbito o abogado especialista en desahucios de La Rioja.

Si el problema no se resuelve, se presenta una demanda por desahucio. Una vez que se envía, la fecha de la demanda empieza a contar, su inquilino recibirá una citación a la que puede responder con una respuesta o esperar la audiencia previa del juicio. En el juzgado, los dos describirán su versión de la historia y esperarán la decisión de un juez.

Puede ocurrir uno de dos resultados: usted gana o el inquilino gana. Si el inquilino gana y se queda, es posible que deba pagar sus honorarios judiciales y honorarios de abogados. Este caso es muy raro, pero podría darse. Nuestra experiencia por el momento nos ha hecho evitar este mal trago, conocemos todas las argucias de los inquilinos para intentar ganar el juicio.

Si gana y el inquilino se ve obligado a irse, el juez emitirá una orden judicial de desahucio en la Rioja, también conocida como una orden de desalojo. O su inquilino se irá voluntariamente, o se le puede solicitar a un agente de la ley que retire al inquilino y sus pertenencias en la fecha del lanzamiento. De acuerdo con el contrato de arrendamiento y las leyes locales, su inquilino suele ser responsable de pagar los honorarios del juicio y demás gastos relacionados como, honorarios de abogados, alquileres impagos y / o daños y sanciones.

¿Cuáles son los pasos para el desalojo en la Rioja?

El desalojo es el traslado físico de un inquilino y sus posesiones de una casa o apartamento de alquiler. Esencialmente, el arrendador termina su arrendamiento y le pide que abandone la propiedad. Sin embargo, hay un proceso legal que el arrendador debe seguir con los desalojos, que implica la presentación de documentos ante el tribunal y la notificación oportuna.

También hay una serie de audiencias judiciales a las que el propietario debe asistir. Si su arrendador no sigue el proceso legal correcto, puede protestar legalmente por el desalojo. Por este motivo es muy importante contar con profesionales en la materia y abogados especialistas.

¿En qué consiste el proceso de desalojo?

Si bien puede parecer que un propietario puede desalojar a los inquilinos con bastante facilidad, aquí de día al otro, este no es realmente el caso. Un desalojo legalmente efectivo en realidad requiere que el arrendador siga un proceso específico, que lleva más tiempo y cuesta un dinero, que puede recuperarse al perder el juicio con costas el demandado.

El proceso de desalojo puede variar de unas comunidades a otras (las más saturadas son Madrid, Barcelona y Valencia), pero hay pautas generales que el propietario debe seguir.

Algunos de los pasos en el proceso del juicio por desalojo

Entrega de notificación al inquilino: antes de que el arrendador pueda ir al juzgado y abogar por el caso de desalojo, debe rescindir el arrendamiento. En general, un arrendador puede finalizar el arrendamiento con o sin una razón (aunque si la propiedad está regulada por ordenanzas de control de alquileres, el arrendador debe tener una razón legal).

Para desalojar a un inquilino sin causa, el arrendador debe darle al inquilino un aviso de 30 o para desalojar la propiedad

Cómo presentar una demanda de desalojo

Después de notificar al inquilino que debe desalojar la vivienda, el propietario debe presentar una demanda ante el tribunal para que el inquilino sea retirado legalmente de la casa.

La documentación presentada por el arrendador, llamada «demanda por desahucio», describirá las circunstancias del desalojo y puede contener una solicitud de alquiler atrasado y daños.

El arrendador debe entregarle al inquilino la demanda junto con una citación, que es un documento que informa al inquilino de la demanda. Generalmente por Burofax.

Permitir que el inquilino responda

El inquilino tiene el derecho de responder a la queja por escrito dentro de un período específico de tiempo (a menudo indicado en la citación, pero generalmente 15 días). El inquilino puede usar su respuesta para negar las acusaciones del arrendador o para proporcionar una defensa.

Recibir un fallo

Después de una audiencia, el tribunal tomará una decisión con base en la evidencia que tenga. Si el inquilino no responde a la demanda, el tribunal emitirá un fallo por defecto para el propietario.

Lanzamiento del inquilino

Si el tribunal dicta sentencia a favor del arrendador, entonces el inquilino debe desalojar la propiedad. Sin embargo, el propietario no puede remover al inquilino sin la ayuda de la policía.

Por lo general, la policía local notificará al inquilino del desalojo legal y la cantidad de días que el inquilino tiene para mudarse. Si el inquilino no abandona la propiedad en ese período de tiempo, los agentes de la ley pueden retirarlo físicamente.

¿Qué es un desalojo ilícito?

Las leyes generalmente prohíben ciertos tipos de desalojos «forzados», como:

Desalojos de autoayuda: los desalojos de autoayuda generalmente ocurren cuando un propietario recupera la propiedad alquilada sin usar el proceso de desalojo (y en algunos casos puede equivaler a acoso del propietario).

Incluso si un inquilino no ha pagado el alquiler, ha destruido la propiedad o ha violado los términos del contrato de arrendamiento, el propietario solo puede desahuciar legalmente al inquilino siguiendo los procedimientos de desalojo establecidos por la ley de enjuiciamiento. En este caso se debe realizar un juicio por incumplimiento de contrato y proceder a un desahucio por impago del alquiler.

Desalojos por represalia: también es ilegal en la mayoría de los estados que un arrendador participe en un desalojo por represalia (es decir, desalojar a un inquilino como represalia).

Por ejemplo, el propietario no puede desalojarlo por ejercer sus derechos legales, como presentar una queja ante un inspector de salud u otra entidad gubernamental responsable por condiciones inseguras en la casa o apartamento de alquiler.

Existen diferentes reglas sobre cómo determinar si el desalojo se realizó como represalia, por lo que deberá verificar las leyes de arrendadores e inquilinos de su estado si sospecha que esto le ha sucedido. No olvides que la mejor forma de hacer las cosas es gracias a los desahucios express

 

Call Now Button ¡Llamar ahora!